Ya hemos hablado mucho de cortes y de preparaciones, sin embargo, en este post hablaremos más a fondo de uno de los cortes americanos más populares. Nos referimos al T-bone, un delicioso corte que se consume mayormente en Estados Unidos e Inglaterra.

Empecemos con el nombre

Este corte de carne hace referencia a la letra “T” por el hueso que queda incrustado de dicha forma entre la carne. Este hueso queda de esta forma por un corte en diagonal en el lomo de la res.

La carne

El T-bone se extrae de la parte baja del lomo de la vaca, lo que permite que este corte tenga por un lado carne del lomo y por el otro carne de filete o solomillo, la cual, es una carne que se encuentra en la zona lumbar entre el costillar inferior y las columna.

¿A qué sabe?

La combinación de lomo y filete hacen que este corte mezcle de una forma deliciosa, una textura suave y un sabor jugoso, cargado de mucho sabor.


El corte

Los cortes no son iguales en todas las regiones del mundo, se podría decir que el T-bone es un corte más anglosajón; por así decirlo. En países como Argentina se le conoce a los cortes extraídos de esta parte del lomo como bife de lomo.

El T-bone steak no debe sobrepasar los dos centímetros de grosor. Es un corte selecto que usualmente se utiliza para asar a la parrilla. Cuando este corte viene en presentaciones con diferentes dimensiones al usal T-bone, se le llama Porterhouse.

Conoce más sobre cortes de res y otros datos que todo Parrillero Experto debe conocer a la hora de meter la manos a Fuego Directo.