En esta ocasión hablaremos de otro corte americano que también es  muy popular y que es hermano de otros dos cortes altamente consumidos en todo el mundo: el Cowboy.

La carne

El Cowboy se extrae del costillar al igual que el Rib-eye y el Tomahawk. El Cowboy se distingue por su forma redonda del ojo del costillar (Rib-eye), con un hueso corto (a comparación con el Tomahawk) en un extremo, que hace que el corte se asemeje a una paleta.

La carne es muy suave y jugosa dependiendo de su marmoleo. Al igual que el Tomahawk, cuando se cocina a la parrilla, el hueso permite que el calor se distribuya por toda la carne.

El corte

El cowboy es un corte grande y usualmente pesa entre 500 y 700 gramos; peso que conserva de mejor forma sus jugos. Y se corta con un grosor de aproximadamente una pulgada.  

Por supuesto, recomendamos cocinarlo a la parrilla, ya sea sazonado con sal, salpimentado o marinado, a un término medio o ¾ para aprovechar sus jugos. Una vez que se haya sacado de la parrilla déjalo reposar unos minutos para que se distribuya su jugo.

Cómo asar

Una de las cosas más importantes cuando aún se está comenzando en el bello viaje de adentrarse a la parrilla, es sin duda, saber lo mínimo reqeurido para sacar cualquier corte con éxito del asador.

Tanto el T-bone, Porterhuose, Cowboy o un gran Tomahawk, son cortes que llegan a presentarse en un grosor considerable, lo que requieres de un cuidado en la parrilla.

Para comenzar, se debe descongelar, en caso de que se encuentre congelado, y si no, aún mientras está frio, se puede sazonar con un rub o simplemente salpimentar con sal de mar en grano, de preferencia y pimienta, recien molida. Es recomendable usar una aceite de oliva, ya sea extravirgen o especiado, o también un aceite de cocina neutro para que la sal se adhira al corte. Si el corte es muy grueso se deben sazonar los lados.

Una vez que la brasa ha bajado y la parrilla se encuentra bien caliente, se debe colocar el corte a fuego directo para sellarlo. La flama se puede levantar por la grasa que escurre del la carne; no pasa nada, sólo hay que tener cuidado de que el corte se dore parejo por ambos lados y que no se queme. Si es grueso el corte, se recomienda sellar los laterales.

Después de sellar, hay que pasar el corte a fuego indirecto para terminar de cocinar, dependiendo del término que se desea. La parrilla debe estar a una temeperatura en la que se soporten de 9 a 13 segundos de calor en la palma de la mano y el tiempo entre vuelta y vuelta dependerá del grosor y el término que se busca.

Cuéntanos cómo preparas este exquisito corte en déjanos tus comentarios. Adquiere cortes de carne deliciosos en Fuego Directo.